Skip to main content
Tu carrito
Close Cart

Si está aquí, muy probablemente ya sepas qué es un brunch y qué suele comerse. Pero vamos a hacer un breve recordatorio de su origen para saber qué significa: se trata de un término anglosajón que surge al unir breakfast (desayuno) + lunch (almuerzo), dando lugar al ‘brunch’, que en español se pronuncia como [branch].

Podríamos decir que hay tantos tipos de brunch como de personas y no hay una norma que diga qué se come en un brunch, ya que cada una lo configurará a su gusto. Sin embargo, es cierto que hay algunos platos que son bastante comunes en muchos brunch, al menos en España:

  • café o té
  • zumo natural o algún cóctel especial
  • una tostada salada con productos saludables
  • un yogur o lácteo con granola y frutas
  • un toque dulce que aporta un croissant casero, muffin o bizcocho

Aunque esto sea lo más frecuente, siempre existen muchas ideas de brunch que te permiten innovar. A continuación te dejamos algunas de estas ideas:

  • chocolate a la taza
  • empanadas, tortillas
  • tablas de embutidos y quesos
  • canapés
  • fruta fresca
  • unas toritas o creppes recién hechos
  • incluso legumbres, al más puro estilo english breakfast

¿A qué hora es el brunch?

Antes de pasar a la parte importante, hay que aclarar a qué hora se toma el brunch. Pues bien, como decíamos este está pensando entre el desayuno y el almuerzo o comida de mediodía. Por tanto, resulta frecuente ver a la gente tomarse un brunch entre las 10.00 y las 13.00 de la mañana. Y es que esos son precisamente los horarios que ofrecen muchos restaurantes y cafeterías para servir su brunch, principalmente de fin de semana.

Ahora bien, un brunch casero no tiene horario, más allá del que tú quieras ponerle y de la hora a la que quieras empezar a preparar este manjar. Lo que sí vas a necesitar el tiempo y tranquilidad para poder disfrutar de todos los platos con la calma que se merece.

Cómo preparar un brunch menú

Es la hora de ponerse manos a la obra. A continuación te vamos a explicar cómo preparar esta cita tan especial en tu casa. Pero primero, te dejamos aquí un par de consejos:

  • Reserva el día con suficiente antelación. Te aconsejamos que lo hagas en domingo, ya que es el día típico.
  • Invita a familiares o amigos. Para preparar todos los platos vas a tener que comprar muchos alimentos distintos y la mejor forma de que luego no se queden en tu frigorífico ocupando espacio es invitando a más gente a la mesa. Una vez que te pone, prepara este manjar a un pequeño grupo y lúcete.
  • Haz algunas pruebas antes de la cita. Para eso, puedes optar por leer algunas recetas o apuntarte a un curso para aprender a hacer un brunch donde algún/a chef con experiencia te explique todos los secretos.

¿Está todo claro? Vamos a ello. Apunta los siguientes consejos para hacer el brunch perfecto:

  1. Empezamos por el plato estrella, la tostada salada. Para eso elige un buen pan, una rodaja de pan de pipas o integral con la corteza un poco durita puede ser una buena opción. En cualquier caso, un pan bueno que te guste.
  2. Cubre la base del pan con algún alimento sano. ¿Por ejemplo? Pues unas cuantas rodajas de aguacate, o si no machacado, también puede poner tomate o incluso un humus casero.
  3. También necesitarás un huevo poché, que muchas veces se deja tal cual, o se prepara al estilo benedictine. Para eso, cuécelo en agua (que no llegue a hervir) durante 3-5 minutos (un huevo L estará al punto en 4 minutos). Después, salpiméntalo.
  4. Como buenos golosos, elige un dulce rico y sin procesar. ¿Lo ideal? Que lo hayas hecho tú en casa. Puede no ser del día, pero lo importante es que sea tuyo. Algunos buenos ejemplos son unas cookies o galletitas de mantequilla, unos muffins o un cachito de bizcocho.
  5. Para terminar, preparamos la parte líquida del brunch. Primero el zumo o cóctel. Cuanto más natural y sabroso esté mejor. Sírvelo fresquito. Lo más típico es el zumo de naranja, pero también podrías hacer un cóctel con tomate, por ejemplo.
  6. Y ahora el café o té. Lo dejamos para el final, de manera que salga bien calentito. Nadie quiere un café frío y como se hace relativamente rápido, mejor lo dejamos para el final. Deléitales con un café intenso y de olor rico que haga saber a los comensales que está todo listo.

Dónde hacer brunch en Madrid

Si quieres descubrir qué es un brunch dominical, basta con que te lances a las calles de Madrid un domingo y verás que muchas cafeterías te ofrecen un brunch por unos 10-12 euros. La mayoría son muy completos y están muy ricos.

Pero sin duda, si quieres disfrutar de un brunch inolvidable, profesional y hecho por ti, te invitamos a venir a Cocinea, la mejor escuela de cocina en Madrid. El lugar perfecto donde aprender a hacer un brunch, un buen brunch dominical. Disfruta aprendiendo con la chef Mar Orozco, toda una profesional, y después saborea todo lo que has preparado.

En 3 horas y media de taller prepararemos granola artesana crujiente, muffins de chocolate, tostas de salmón ahumado con huevo poché con salsa holandesa, tabla de quesos y embutidos y un cóctel suave y refrescante, ideal para acompañar nuestro brunch.

No te pierdas esta cita, el próximo domingo 10 de abril.

Leave a Reply