Skip to main content
Tu carrito
Close Cart

La grabación de vídeos de cocina ha experimentado un espectacular auge en los últimos años. Hoy podemos decir que la gastronomía está de moda. Y, a las tradicionales presentaciones de productos, rodajes de publicidad y escenas de películas se han unido cientos de influencers que emiten sus recetas a través de las redes sociales. Pero, si quieres diferenciarte y lograr mucho público, es básico que sepas cómo grabar vídeos de alimentos.

De lo contrario, tus grabaciones pasarán desapercibidas dentro de la gran nebulosa que suponen los medios digitales. Dicho con otras palabras, apenas serán vistos por el gran público y nunca obtendrás los resultados esperados. Para que triunfes, tus vídeos deben tener la mejor calidad. Y, para que la consigas, vamos a darte unos sencillos consejos.

Localización luminosa y natural

Una buena localización es básica para que tu espacio tenga éxito. Pero, sobre todo, tiene que ser luminosa. Todos hemos encontrado alguna vez vídeos oscuros de alimentos y hemos terminado dejándolos a la mitad porque nos costaba trabajo verlos. Incluso hemos perdido interés por los productos que mostraban debido a la baja calidad de la imagen.

Por tanto, si quieres que tu vídeo de comida tenga éxito, es muy importante que sea luminoso. Con ello, no solo obtendrás más visitas, sino que también despertarás el apetito de tu audiencia.

Esto se ve aún más potenciado si la luz es natural. Esta aportará a tus grabaciones una mejor imagen, nunca mejor dicho, más natural y acorde con lo sano de los alimentos que estás presentando. No obstante, siempre es aconsejable que esa luz del día se vea complementada con la artificial. Pero asegúrate de que ambas coincidan en el tono. Ten en cuenta que la natural lo tiene azulado y, si la otra es más amarilla, combinarán mal. Procura conseguir que ambas iluminaciones sean acordes.

Sin embargo, tampoco el exceso de luz es bueno. La luminosidad muy intensa provoca sombras. Para evitarlo, te recomendamos que uses difusores de luz y también que utilices bombillas suaves tipo LED. Asimismo, un buen truco consiste en colocar una pantalla de papel en la fuente de iluminación.

Una buena audición

También es muy importante que tu vídeo se escuche bien. Procura evitar ruidos ajenos procedentes del exterior y también los derivados de la propia acción del rodaje. En definitiva, tan importante es que tu grabación se vea con claridad como que se oiga con nitidez.

Grabación de calidad

Para grabar un vídeo de comida con calidad no te hace falta tener un gran equipo profesional. Muchos grandes creadores de Internet triunfan con sus grabaciones realizadas con teléfonos móviles. No obstante, es necesario que sepas cómo hacerlo.

Para ello, te aconsejamos que uses trípodes. Uno debe estar consagrado a la vista cenital, que es como se graban la mayoría de vídeos de cocina. Además, es interesante que cuente con una cabeza central reversible. Si el tuyo no la tiene, puedes añadírsela. En cualquier caso, asegúrate de que está en la posición perfecta.

Otro trípode puede ayudarte a realizar otra toma que luego combinarás con la cenital. Así, aportarás riqueza a tu grabación al añadirle otro ángulo. Por ejemplo, puedes colocarlo como si fueran los ojos del espectador viendo la preparación del plato. O también puedes colgarlo para obtener otros ángulos más llamativos.

Finalmente, respecto a la grabación, es interesante que dediques tiempo a editar el vídeo para corregir posibles errores y obtener la mejor calidad.

Cuida el escenario

Otro de los elementos básicos de una buena grabación de vídeos de cocina es el escenario. Procura que sea amplio y que tenga una decoración gastronómica acorde con lo que estás haciendo. También es básico que esté ordenado y que utilices las herramientas apropiadas.

En este sentido, los colores brillantes aparecen mejor en pantalla. Por tanto, fíjate en que sartenes y ollas no solo estén muy limpias, sino también nuevas. Las usadas, aunque se hayan lavado bien, tienen desgaste de uso y esto hace que aparezcan feas. Asimismo, te recomendamos que, antes de empezar a grabar, revises los materiales. No sería el primero al que se le queda una etiqueta pegada y luego aparece en el vídeo.

La importancia del storytelling

En marketing se denomina así a la forma de vender productos contando una historia. Y se ha mostrado con una forma muy eficaz de conseguir objetivos comerciales. En este caso, el artículo que estás vendiendo es tu vídeo. Por tanto, es necesario que crees tu storytelling antes de empezar a grabar.

Para amenizar la elaboración de tu plato, puedes ir contando una historia entretenida los espectadores. Si te has fijado alguna vez, los grandes comunicadores de la cocina lo hacen. Por ejemplo, no es casual que Carlos Arguiñano esté permanentemente hablando con su público e incluso contando chistes.

No olvides el storyboard

A diferencia del anterior, este se define como la planificación de las secuencias de tu vídeo. Dicho de otra forma, consiste en que organices cómo se va a desarrollar tu grabación y cómo vas a rodarla paso a paso.

Por ejemplo, puedes estructurarla de la siguiente manera:

  1. Presentación de los ingredientes. Esta parte puedes eliminarla en la edición si ves que te has pasado de tiempo. Pero puede servirte para tu blog, si lo tienes.
  2. Elaboración del plato paso a paso. Lógicamente, habrá alguno que tendrás que acelerar. Si la receta tiene que estar quince minutos en el horno, basta con que lo menciones.
  3. Imagen de presentación de la receta ya terminada. Es importante que la emplates bien para que quede lo más atractiva posible.
  4. Llamada a la acción para que se suscriban a tu canal.

En conclusión, si querías saber cómo grabar vídeos de alimentos, te hemos explicado los puntos más importantes. Pero, si quieres hacerlo bien, contrata nuestras instalaciones. En Cocinea te brindamos platós espaciosos de hasta 120 metros cuadrados en dos alturas y con gran luminosidad, incluso natural, total ausencia de ruidos y una decoración gastronómica que encajará perfectamente con tus grabaciones. Y, por si todo ello fuera poco, estamos localizados en pleno centro de Madrid.

Leave a Reply